lunes, 17 de febrero de 2014

El primer escalador colombiano en el Himalaya en La Van 200

Andrés Hurtado García es un hombre sencillo, sincero, buen conversador y con muchas anécdotas. Lo caracteriza su jocosidad y su manera directa de decir las cosas.

Su pasión por el medio ambiente y la fotografía hacen que diga con orgullo que tiene 17 cámaras marca Nikon, en especial una de 36 Megapixeles. La mía, por supuesto parecía un obsequio recibido en un concierto, según me dijo. Pero de él mismo aprendí que "no hay buen fotógrafo, sino saber identificar los momentos y ser muy paciente". Por eso creo que la foto conque cierro esta nota les va a encantar porque aprendí bien la lección.

Entre las cosas que más me han hecho admirarle es el valor que le da a todo lo que le rodea, las personas, la fauna y la flora, la vida. Es un colombiano ejemplar digno de admirar, no sólo por el premio que recibió con ese mismo nombre sino por sus valores como ser humano. Y como bien le dije el día que le llevaba al aeropuerto, fue todo un honor haber compartido y aprender  más de Colombia con él.

Investigué más de Andrés Hurtado, el columnista de El Tiempo que estuvo a bordo de La Van 200, y supe que además de la hermosa impresión que me dejó es también uno de los mejores fotógrafos colombianos con más de 3 millones de fotos en sus archivos, uno de los pioneros del ecoturismo en este país y uno de los impulsores del montañismo colombiano y el primer colombiano en hacer parte de una expedición al Himalaya (1972) . Con toda razón fue personaje del escritor colombiano Gustavo Alvarez Gardeazabal en su novela El Bazar de los Idiotas, más allá de su habilidad y conocimento de las arañas y escorpiones, porque realmente este personaje es un personaje.

Andrés Hurtado García mientras tomaba fotografías en el Vía Parque Isla de Salamanca de Parques Nacionales de Colombia, Caribe colombiano. Foto José Casuso. #LaVan200